Consejos para árbitros asistentes

Los árbitros asistentes, tambien llamados árbitros auxiliares, jueces de línea o linieres, tienen la función general de ayudar al árbitro en el control del partido. Las decisiones de los árbitros asistentes no son vinculantes y son solo de asesoramiento al árbitro. A continuación enumeramos unos consejos serán de gran utilidad para aquellos que se inician en el terreno arbitral.

Presta mucha atención al árbitro durante lareunión previa al partido. Si no entiendes alguna cosa es mejor que lo preguntes y te lo aclare.
Se proactivo, no esperes a que los jugadores cometan errores para corregirlos. Ayúdales a que realicen las cosas correctamente desde el primer momento.
Mantén contacto visual con el árbitro durante el juego tanto como te sea posible cuando no estas prestando atención a los fuera de juego o a otras tareas.
Para tomar decisiones precisas de fuera de juego, mantén tu posición entre el portero y el último defensor, ten en cuenta que en ocasiones el portero se encuentra en una posición más adelantada, en este caso tendrás que ajustar tu posición entre los dos últimos defensores.
Sigue toda la trayectoria del balón hasta la línea de meta, de este modo estarás en condiciones de ver si el balón cruza la línea de gol por completo. Seguir el balón hasta la línea de meta cada vez que entra es un hábito excelente.
Cuando corras la banda, intenta hacerlo lateralmente, es decir, con tu cuerpo de cara al campo y dando pasos laterales. Correr la banda de este modo permite no perder de vista el campo ni a los jugadores. Cuando tengas que correr hacia la línea de meta siguiendo el juego o la pelota, entonces hazlo de forma normal sin perder de vista el campo.
Corre hasta el banderín de corner, o cerca de este, cuando señales un saque de esquina. Levantar el banderín a mucha distancia del banderín de corner no solo indica que no estás en la posición correcta para tomar la decisión, sino que también implica eres lento y no tienes el suficiente interés en el juego como para estar en la posición correcta para tomar tus decisiones.
Cuando señales que un balón ha cruzado la línea de banda y está claramente fuera del terreno de juego, coloca el banderín en la dirección de la banda en que se tiene que efectuar el saque, esto es de gran utilidad para el árbitro para decidir qué equipo ha tocado el balón en última instancia y a que equipo le corresponde el saque.
Ayuda al árbitro asegurándote de que el saque se realiza desde el punto correcto señalando con la mano que tengas libre desde donde el jugador debe de realizar el saque.

Mantén el banderín en la mano correcta. El banderín se debe sostener en la mano más próxima al árbitro. Generalmente, los árbitros corren en diagonal izquierda lo que quiere decir que el banderín deberá estar en tu mano izquierda la mayor parte del tiempo.
Si te pones de lateral al terreno de juego para subir y bajar el campo, cambia de mano el banderín para que este esté en el lado del campo y que el árbitro la pueda ver durante todo el tiempo con total claridad.
Para cambiar de mano el banderín de linier, hazlo por la parte de delante de tu cuerpo, nunca por la espalda, no lo hagas por debajo de la cintura ni tampoco por encima de la cabeza.